La fuga de “El Chapo”

El Chapo Guzmán se ha escapado recientemente de uno de los penales de máxima seguridad con los que cuenta México.

Se ha escrito mucho sobre este tema y hay cosas que, como es costumbre, no se indica en los medios de comunicación mexicanos y españoles:

El gobierno mexicano actual ha cometido errores, pero el problema del narcotráfico debe ser combatido también desde el lado del consumo.  Bill Clinton, bajo cuyo mandato se limitaron las ventas de armas en los estados fronterizos entre México y EEUU, sabe la responsabilidad de su país en el círculo vicioso del narcotráfico y ha sido de las pocas figuras que ha pedido perdón por este hecho.

Yo no creo que esté en la agenda de ninguna entidad ni de ningún líder político europeo hacer algo semejante, aunque deberían.

Actitud española

Este video da una idea de la pasividad con la que se vive el tráfico de estupefacientes en España:

En lugar de llamar a la policía, cientos de personas miraban cómo desembarcaban la droga.

Si hubiera sido en México, la gente hubiera salido corriendo por miedo a que hubiera comenzado una refriega entre narcos y miembros de la policía o el ejército.

La percepción de este mercado ha cambiado en España desde los ochentas y actualmente se asocia el consumo de drogas con actividades recreativas o incluso como un símbolo de estatus.

Por otro lado, España y otros países europeos (y también EEUU), también están infestados de corrupción en torno al tráfico de drogas y de ahí que vivan o se les hayan escapado varios mafiosos en su territorio.

Reflexión

Me gustaría pensar que México puede pacificarse y establecer un auténtico imperio de la ley con políticos honrados quienes, junto con la pujante sociedad civil, desaten todo el potencial que tiene el país.

Sin embargo, existe aún la necesidad de realizar un diagnóstico claro de todas las implicaciones de sus problemas, tanto a nivel interno como externo, para coordinar soluciones viables que lleven paz, seguridad y prosperidad a nuestro país.

Mientras los EEUU sigan comprando droga por valor de miles de millones de dólares y mientras sigan vendiendo armas a los narcotraficantes, será IMPOSIBLE acabar o atenuar siquiera con una industria que erosiona un Estado a base de balas o billetes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s