Nuevos sueños, Viejos sueños

Hubo una época en que organizaba constantemente eventos.
Me parece que estos eventos influyeron directa e indirectamente en muchas cosas en mi vida profesional y en la de muchas personas.
Sin embargo, lo que tuve claro en algún momento es que los eventos tenían un punto romántico tipo: “Constrúyelo, que ellos vendrá”, de la película “The field of dreams”.

Hubo un momento en que unas personas se acercaron al evento e intenté comprometerme con una idea que la he aparcado por centrarme en mi negocio.

La idea parece simple: ¿Cuánto cuesta salvar la vida de una persona?

Un amigo que tenía la experiencia y el conocimiento para responder esta pregunta me dijo: “Con 6.000 euros al año puedes salvar 3 vidas”.

Es decir, una vida puede salvarse con 2.000 euros al año, que son poco más de 5,50 € al día.

Seguro que habrá quienes me digan que se puede salvar muchas vidas con menos dinero a través de ONGs que actúan para comunidades en países pobres.

Es una gran labor.  De hecho, he donado dinero desde hace años a distintas organizaciones en España, México y EEUU.

Sin embargo, por mi experiencia personal, me ha impactado ver a gente que se ha visto en la calle literalmente: viviendo debajo de un puente, durmiendo en cajeros, carcomidos por la droga o el alcohol más baratos… pero sobreviviendo como pueden y durante muchos años.

Y esta gente es la que puede ser rescatada por 2.000 euros al año por persona cuando se han gastado miles o millones, pero sin conseguir resultados evidentes.  Es la industria de la caridad impulsada por buenas intenciones, pero escasos resultados.

Este es un viejo sueño que tengo: crear ese entorno para “salvar” la vida de algunas personas.

—-

Otro viejo sueño que tengo es el de donar una casa para que ahí se refugien niñas que les han obligado a prostituirse.

Para ser francos, este sueño me da miedo, porque sé que una casa como ésta recibiría ataques de mafias mexicanas y me preocuparía que pudieran hacer algo en contra de mi familia.

——–

Ambos sueños los he tenido desde hace años, pero no los he llevado a cabo.

Incluso, el primero me lo tomé en serio y abrí expectativas con diferentes personas, pero luego me fui apartando de el sueño por diversos motivos.

Siento culpa al no haber llevado a cabo ambos sueños.

Espero que, si consigo salir adelante en este 2014, pueda también llevar a cabo estos sueños.

Nuevos sueños, viejos sueños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s