Volviendo al origen, cambiando profundamente

Es curioso, pero resulta que a veces lo más sencillo es volver a los orígenes para cambiar profundamente.

Ultimamente he emprendido una serie de cambios externos que tienen que ver también con mi propia transformación interna.
Me resulta curioso, ya que estoy recuperando, quizás sin haberlo previsto, la imagen que tenía anteriormente.
No soy, ni pretendo ser, la persona que he sido antes. Aquella persona ha dado lugar a otra en la que estoy a gusto.
Ahora, no sé si esa parte física que cultivé durante un tiempo ha dejado de gustarme o es sólo que ahora necesitaba un cambio. Quizás lo descubra más adelante.

Todo se revuelve hacia dentro,
como un gran ombligo,
un remolino interno que nos deja girando,
haciéndonos perder la orientación.

Giramos y volvemos y cambiamos.
Todo distinto y todo igual.

Sin norte ni concierto.
Sin eco ni sombra.
Ahí vamos otra vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s