Paciencia infinita

A veces no es fácil tener paciencia.
Suceden muchas cosas al mismo tiempo o no sucede nada.

En el ámbito personal, las cosas vuelven a ralentizarse… ahora son otras responsabilidades las que se convierten en las prioridades de mi pareja.
A veces pienso que soy yo el que exagero, el que trata de acelerar los tiempos para ajustarlos a sus propias necesidades.
Otras, que aún falta tiempo y que hay que darle un nuevo espacio, que tarde o temprano llegará el momento.
En el fondo, la sensación de estar solo y estar apartado de su mundo sigue impregnado en mi corazón y en mi cabeza.

En el lado profesional, las cosas se están poniendo difíciles, tanto interna como externamente, y todo esto está lastrando mi avance.
Es extraño… por más que busco razones para los problemas de mi iniciativa, sólo puedo ver ingratitud, locura e inmadurez en mi entorno.
Sé que hay algo más, pero no he logrado encontrarlo.
¿Oportunidades? Las he dado.
¿Alicientes y premios? Los he dado.
¿Paciencia? La he dado.
¿Formación? La he dado.

Quizás es que mi naturaleza de diálogo y trabajo no cause los efectos que quiero en la gente o ¿es que en realidad no soy tan eficaz ni tan trabajador y menos buen comunicador como pienso?

A veces pienso que debería ser un cabrón, pero siento que no está en mi naturaleza.

Tantas preguntas, tantas dudas…

2 comentarios sobre “Paciencia infinita

  1. Hay veces que por más que uno intenta trasmitir una filosofía (de trabajo en este caso) a los demás, los demás simplemente no la comparten y no la aceptan. La motivación es una herramienta útil pero no siempre suficiente para cierto tipo de tareas y personas. Tal vez no estas rodeado de las personas que necesitas para lo que quieres lograr…
    Si tu naturaleza te indica que tu método es el diálogo, se fiel a ti mismo, no hay nada como eso.
    Saludos,

  2. Muchas gracias, Miguel.

    He venido pensando en este tema desde hace meses y he llegado a una conclusión parecida.

    Sin dejar de lado que es mi empresa, creo que ésta tiene que ser un reflejo de mí y ahora mismo está “secuestrada” por algunos empleados.

    Ya estoy tomando decisiones de fondo para solucionar el tema y creo que toda esta experiencia me debe servir para no volver a cometer los mismos errores y, si bien mantener mi espíritu de diálogo, también cortar por lo sano desde el principio.

    Ya contaré por aquí qué tal me va.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s