¿Por qué?

Esta pregunta puede abrirnos los horizontes o fastidiarnos la vida.

A veces encontramos la respuesta correcta y otras nos ahogamos en un mar de incertidumbre.

Cuando nos preocupamos en encontrar la razón de todo, más de una vez nos quedaremos frustrados al no tener una respuesta concreta a las dudas que nos acucian.
A veces nos plantearemos si somos nosotros los que no entendemos los por qués o si es que la razones que tenemos van más allá de lo que podemos entender/asumir.
Otras veces, nos sentiremos satisfechos de lo que hemos descubierto… aunque no sea del todo cierto.

Creo que la vida puede ir mucho de no volvernos locos con los por qués, sino de aceptar que hay cosas que no tienen razón ni sentido para nosotros o para nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s