La estupidez del voto nulo o la abstención

Mañana se celebran unas elecciones muy importantes en México.

Por desgracia, los mexicanos que vivimos fuera del país no podemos ejercer nuestro derecho al sufragio.

Y es que yo sí creo en que los votos, independientemente de dónde uno viva.

Otra plataforma que se ha lanzadorecientemente es la del voto independiente.

En un correo no solicitado que he recibido recientemente se indica:

Yo NO me siento representado por los políticos actuales. Sus plataformas y propuestas y NO me convencen. No me convence que después de la elección se OLVIDEN de nosotros los ciudadanos. NO me convence que diputados van y vienen y únicamente voltean a ver a sus CÚPULAS partidistas y no a los ciudadanos que los pusimos ahí.

He decidido que NO votaré por ningún candidato a diputado. En mi boleta para diputados federales votaré en el cuadro en blanco que dice “candidatos no registrados”. Voy a escribir ahí el nombre completo de la persona que quiera que me represente. No importa el nombre que pongamos (tu papá, tu profesor, tu mejor amigo, TU PROPIO NOMBRE). Todos los votos por candidatos no registrados se SUMAN, pues el IFE tiene la OBLIGACIÓN de contarlos.

Hay varias maneras de protestar este 5 de julio (abstenerse, anular tu voto, dejar la boleta en blanco y VOTAR INDEPENDIENTE). Creo que como ciudadano responsable no se vale abstenerse de votar. Las urnas son la ÚNICA vía de expresión que nos queda. Creo que votar INDEPENDIENTE es una PROTESTA con PROPUESTA. Es un mensaje CLARO hacia los políticos sobre nuestro descontento: queremos a alguien mas en las boletas.

Con medidas como (i) reducir el presupuesto de los partidos, (ii) permitir la reelección legislativa y municipal para castigar o premiar a nuestros gobernantes, y (iii) permitir las CANDIDATURAS INDEPENDIENTES sin partido, nuestra democracia se fortalecerá y los ciudadanos tendremos más poder en las decisiones políticas del país.

Para demostrar que quiero una mejor democracia y un mejor país, para que mi voto CUENTE…YO VOY A VOTAR INDEPENDIENTE.

Se trata de una falacia, puesto que los votos emitidos tal y como indican serán considerados nulos. Es verdad que los contará el IFE, pero de ahí a que eso podrá significar algo hay un trecho muy largo.

Ahora, hay varios puntos interesantes a considerar en estas palabras.

La reelección legislativa: lo que a priori puede parecer una buena idea es un retroceso en la lucha democrática en México.  Es una buena idea, porque estar pocos años en un ayuntamiento no da la posibilidad de desarrollar un proyecto ambicioso de cambios, aunque abre la puerta a una reelección ad eternum de varios cargos electos.

Antes que la reelección, yo sería de la idea de extender el mandato de los alcaldes, pero también daría cabida a una moción de censura que obligara a cambios en la cabeza de los cabildos si no se muestran eficaces.

Por lo que respecta a los diputados, a mí me gustaría preguntar si alguno de los lectores conoce el nombre del diputado de su demarcación, de su sustituto y si sabe cuáles son sus actividades.

Dicho esto, ¿cómo vamos a darle la reelección a una persona de la que desconocemos prácticamente todo?

Sobre las candidaturas independientes, decir que estoy bastante de acuerdo, con la salvedad de que se tendría que establecer una fiscalización de las fuentes de financiación para evitar que dinero del narcotráfico y de otros poderosos que utilicen estas candidaturas para sus fines.

La reducción del presupuesto de los partidos es algo indiscutiblemente necesario.

Dicho todo esto, hay que votar, por quien sea, incluso si no es el mejor candidato ni el mejor partido.

Uno no se puede quejar de lo mal que están las cosas si cuando le dan la voz se queda callado.

Porque lo que se juega en estas elecciones es si el proyecto de Calderón tendrá la oportunidad de salir adelante o si el país prefiere esperar un poco para seguir haciendo algunos ajustes necesarios para llevar al país a la modernidad, a una democracia más plena y a una situación de mayor justicia social.

En España se dice que también se juega es la vuelta del PRI a los Pinos.

Ante el desgaste en el poder del PAN (y varias metidas de pata por su puritanismo) y el bochornoso espectáculo del PRD (el papel de López Obrador y las luchas internas lo han empequeñecido), aunado al voto nulo, el tricolor de vuelta a la presidencia es una posibilidad real.

Es lo bueno y lo malo de la democracia: que la alternancia no puede gustar, pero que en México existe y hay que aprovecharla y perfeccionarla… mediante nuestro voto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s