Unos hijos de puta

Como parte de la guerra del narcotráfico en México, las estrategias terroristas se suceden.

¿Terroristas?  Sí, efectivamente: TERRORISTAS.

No se puede explicar de otra manera el terrible asesinato de toda una familia que han perpretado unos narcotraficantes, unos hijos de puta, unos tipos que no merecen ser considerados seres humanos.

Porque justamente tras esos cruentos asesinatos de niños y mujeres indefensas está la estrategia del terror, de demostrar a todos los que se enfrenten a ellos, de una manera legal (los policías) o ilegal (otros narcos) que no les tiembla el pulso para matar.

Asesinatos indiscriminados de este tipo son los que hacen que los mexicanos crean cada vez menos en su país, en la supuesta protección que las autoridades pueden ofrecerle, en los límites que no sé si morales o humanos que debería  de haber en esta guerra abierta que ha causado ya tantos miles de muertos.

Amo mi país, pero vivo de sobresalto en sobresalto cuando me entero de este tipo de cosas, que, por desgracia, son recurrentes en México.

Las narcomantas son también parte de la estrategia terrorista de los narcos.

A la vista de todo el mundo, la colocación de burdas consignas genera miedo y una sensación de inseguridad a más de uno.

Cortar cabezas es otra pieza de la estrategia terrorista, porque demuestra que no se respeta la integridad de las personas, ni aún después de muerta.

Es un trato indigno para cualquier ser humano, aún para los hijos de puta de los narcotraficantes.

¿Qué hacer contra esto?

En España se ha combatido a ETA, una organización terrorista que también ha cometido atrocidades supuestamente amparándose en objetivos políticos, con la ley.

Sin embargo, en México, donde impera la ley de la selva o, dicho de otro modo, se trata de un país donde no impera la ley en plenitud, esta posibilidad está descartada.

La sociedad se encuentra en medio de esta bárbara guerra y ya van varias veces que sus miembros más débiles han sido arrasados por el conflicto.

Quizás, como dicen algunos, lo único que queda es esperar a que la propia guerra acabe diezmando las filas de todas las partes en conflicto y que, entonces, con un escenario lleno de sangre y destrucción como telón de fondo, un grupo menos corrupto de policías y miembros del ejército sea capaz de reducir a los narcos, recuperando poco a poco al país.

¿Es un esperanza infundada?

Un comentario sobre “Unos hijos de puta

  1. No creo que sea una esperanza infundada.

    La guerra es un proceso que pasa por varias etapas. hay simbolismos y propaganda en ambos lados del conflicto. Acuerdos previos para enfocar los recursos y despues ir eliminando las ataduras. ( recuerdan la foto de escobar ante el ejercito colombiano como trofeo de caza? el mismo simbolo aparecio por parte de la Marina Mexicana este fin de año y el uso del helicoptero, rappeles , numero de efectivos guarda similitudes -la contrainsurgencia , es una tecnica). Aun cuando el narco tiene poder de fuego es limitado. No es lo mismo vigilancia pasiva que vigilancia preventiva ( preemptive )

    La guerra no es un fin en si mismo sino una herramienta para forzar a soluciones. La guerra sicologica es un gran componente y ahi tambien existe limitacion en especialstas por parte de los carteles. Sin embargo algo que no debe olvidarse es que el pueblo mexicano respeta a su Marina y su Ejercito mas que cualquier institucion y esa es la clave en donde esta guerra no tiene otra solucion mas que ganarla el estado Mexicano porque cualquier accion en contra de estas dos instituciones tiene el repudio tácito y expreso de todos los sectores de la poblacion garantizado.

    Lamento lo que le pasa a Ramon Ayala, pero imaginemos que le harian los sovieticos en la II guerra a algun artista ruso que entretuviera al Fuhrer (y fuera hallado infraganti) Ese suceso marcara la pauta de alineacion de los artistas. Es cierto , es una guerra…

    La marea apenas esta subiendo, pero ahora el narco ya no es considerado como delincuencia, sino como combatientes activos sujetos a medidas de combate frontal como enemigos del estado -terroristas. Eso cambia muchas cosas y es donde la guerra es de verdad. Y nuestra valiente poblacion esta dispuesta a soportar una guerra que aceptar vivir bajo la amenaza de delincuentes y enemigos – a diferencia de una guerra sececionista.

    Hay varias lecciones de la historia , entre ellas las de Mori, el procurador de Mussolini en la sicilia… Don Fernando Gutierrez Barrios y su metodo es mas que nunca extrañado ( ejecucion del Cochiloco y Gargallo en ambas costas durante los 80´s…), pero seguro que habemos varios ciudadanos dispuestos a servir a nuestro Pais usando las habilidades y capacidades disponibles para diferentes tareas… desde tracking electronico hasta rastreo en terreno cuando fuere necesario. No es infundado que Colombia y el presidente Uribe sigan rompiendo la espina del cuerpo sin cabeza de Marulanda… Es tarea de hombres y presidentes bien bragados y eso lo sabe el Presidente Calderón. El tiempo esta de la mano de las instituciones… no es una cuestion de corridos mal compuestos y peormente ejecutados….

    Saludos y Larga Vida a nuestro amado Mexico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s