La guerra del narcotráfico en México

En México hay una guerra abierta contra el narcotráfico en la que han muerto más de 1200 personas (entre militares, narcotraficantes y, desgraciadamente, civiles) en lo que va del año.

Hay gente que dice que no se está haciendo nada en contra de los narcotraficantes y que el país ya es un narcoestado. Me falta más información, pero no puede ser que las fuerzas del estado estén dejando su vida por cientos y que esto sea una casualidad. No me lo creo. No creo que todos los soldados sean víctimas de una lucha entre cárteles, sólo que unos están vestidos de civiles y ejercen la violencia ilegalmente, mientras que otros están uniformados y tienen derecho para portar armas.

Si bien es cierto que se dan esta situaciones, también es verdad que existe un auténtico compromiso por parte de las autoridades mexicanas para combatir al narcotráfico antes de que no haya posibilidad de contrarestar su enorme fuerza.

Porque si bien parece que en algunas regiones los narcos son los amos y señores, es cierto que en el resto del país aún tiene posibilidades de disfrutar de una convivencia pacífica y con posibilidades de estabilidad y progreso.

Desde mi punto de vista, hay cuatro razones por las que el narcotráfico se ha convertido en el gran problema nacional:

  • El final de las guerras civiles en Centroamérica y el consiguiente tráfico de armas hacia México y Sudamérica.
  • Paralelamente, el presupuesto destinado a las fuerzas de seguridad del estado mexicano no se ha incrementado y eso ha generado una competencia inequitativa entre narcos, ejército y policía. No se puede combatir granadas con pistolas.
  • El vacío de poder dejado por la administración Fox que fue ocupado por los narcotraficantes. La crudeza de la guerra de hoy es resultado de la inacción de 6 años.
  • Se ha inundado al país con drogas de todo tipo con un consiguiente aumento en el consumo. En la última década se ha dado una socialización de la droga que es terrible para las estructuras sociales del país.

Y en esta guerra, por desgracia, hay excesos, víctimas civíles y atropello de sus derechos.

Aquí un video tremendo que recuerda a los que envía Al Qaeda a las televisiones del mundo previo a una ejecución:

El problema es que, mientras en Europa se establecen políticas comunes para combatir a estas organizaciones trasnacionales, en México no sólo no se recibe una auténtica ayuda de los EEUU, sino que sus políticas unilaterales provocan el recrudecimiento de la guerra en territorio mexicano.

Del lado americano, por ejemplo, se establecen los narcos, abren cuentas en distintos bancos donde “lavan” el dinero y hasta establecen campos de entrenamiento como se puede ver en este otro video.

Haciendo una comparación (aunque las odie) se debería pensar que la debilidad actual de la banda terrorista ETA en España no sólo obedece a la lucha frontal de las fuerzas de seguridad españolas, sino de una participación coordinada de Francia y de otros países europeos para perseguir a estos criminales.

Si Estados Unidos ayudara a perseguir a los narcotraficantes afincados a su territorio y, sobre todo, a congelar sus cuentas en los bancos norteamericanos, estarían colaborando más eficazmente contra esta lacra.

¿Qué hacer con el dinero incautado?  Se me ocurre la creación de un organismo binacional en donde participaran miembros de la sociedad y autoridades de las zonas más afectadas por la violencia del narcotráfico para determinar de manera conjunta las políticas más adecuadas para convertirlas en zonas de tranquilidad familiar, seguridad jurídica, justicia social y progreso económico.

La guerra

Resulta terrible, pero también esperanzador (por horrible que esta frase parezca) que la guerra haya comenzado.  Pero es que si no se lanzaba hoy o el país se iba al carajo… y estábamos más cerca de que esto ocurriera de lo que muchos creen.

Con todo y que el presidente Calderón ha sufrido un desgaste en el frente interno, me parece que hay que reconocerle (y al ejército mexicano) su valentía y seriedad en el combate a esta lacra que amenazaba, no sólo el presente del país, sino su viabilidad futura como nación llamada a ocupar los puestos de cabeza en el mundo, como lo ha dicho recientemente.

Es probable que en las próximas elecciones no vote a su partido (depende quién se presente como candidato), ya que no estoy de acuerdo con algunos de sus planteamientos de fondo, pero lo que veo ahora es que existe un compromiso real para combatir al narcotráfico, el gran problema nacional.

Y eso es algo que hay que reconocer, apoyar y exigir que se haga cuidando los derechos humanos de toda la población mexicana.

8 comentarios sobre “La guerra del narcotráfico en México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s