“Los mexicanos”

He estado unos días de viaje por EEUU.

Durante varios años he tenido que estar en este país por razones familiares, de trabajo y de ocio.   Durante este tiempo he visto el avance de la migración mexicana en este país.

Se trata de una inmigración diferente a la que hay en España.  Gran parte de los mexicanos que viven en los “States” son personas de bajos recursos económicos.  Sin embargo, también hay otro grupo de connacionales con preparación académica y recursos económicos que viene a vivir (y a prosperar) en un país que ofrece múltiples oportunidades.

El mercado hispano lleva años creciendo y ya es uno de los segmentos de mercado más interesantes para las empresas.  Se crean servicios y productos para ellos, se habla español en prácticamente todo el país, cada vez hay más políticos de origen hispano…

Tal y como dicen en España de los árabes y los latinoamericanos, la reconquista viene en los vientres de las extranjeras.   Aunque los estadounidenses no tengan los problemas de natalidad que hay en algunos países de Europa, es verdad que su crecimiento poblacional se mantiene vigoroso por la aportación de los hispanos (muy especialmente los mexicanos).

Estar en ciudades como Nueva York o en estados como Texas te muestra la pujanza de la presencia de los mexicanos en Estados Unidos.

Sin embargo…

Hay una actitud que se mantiene intacta entre la misma comunidad mexicana: el desprecio y la altanería entre los mismos mexicanos.

Frases como:

“En mexiquito…”

“Los mexicanos…”

“Son unos nacos…”

Se escuchan con demasiada frecuencia en los labios de los mexicanos para referirse -siempre- al resto de sus connacionales.

En España tengo relación con brillantes mexicanos que intentamos ayudarnos entre nosotros y entre los que ha surgido una amistad.  Pero se trata de un grupo pequeño y, por lo tanto, no es representativo.

Pero me parece que esta actitud se mantiene en el fondo de nuestras mentes. El desprecio por el color moreno de la piel, por el tono y el acento en el hablar, por las actividades que realizan algunas personas… persiste.

Siempre comparamos lo bueno que es Estados Unidos (o España) frente a lo malo que es México.

Me gustaría que los mexicanos nos uniéramos más para hacer cosas positivas tanto para la comunidad en la que residimos, ya sea España, Estados Unidos o cualquier otro país; que hiciéramos cosas por nosotros mismos donde quiera que estemos, y que también consiguiéramos hacer algo por México.

Muchas veces vivo con el corazón y la mente divididas cuando pienso en lo que podría hacer en estos tres aspectos.  Pienso que he hecho algo, pero es -a mi modo de ver- insuficiente.

Creo que los mexicanos estamos tan bien o algunas veces hasta mejor preparados que cualquier persona de cualquier país desarrollado.

Es verdad que hay millones que no han tenido acceso a la educación o que ésta ha sido deficiente, limitando sus posibilidades de desarrollo.  Pero mi reflexión es que “los mexicanos” no somos una raza distinta (como algunas veces pensamos en un ombligismo cavernario), sino un grupo de seres humanos con potencial inmenso.

La cuestión es que no nos lo creemos.  Pensamos que somos menos que un tipo con una piel más blanca, ojos claro o un idioma diferente al español… pero no es así.  La primera gran barrera que tenemos  que superar para alcanzar un mejor nivel de vida es tener más confianza en nosotros mismos y dejar de lado ese atavismo que hemos promovido en la mente colectiva de un pueblo que es visto con interés y envidia por otros países.

El oro de los otros siempre parece mejor, pero para mí -después de haber dado alguna vuelta y conocido a alguna gente- me parece que es el mismo o incluso mejor oro que el que envidiamos de otros países.

3 comentarios sobre ““Los mexicanos”

  1. Muy cierto lo que dices, yo tengo un tiempo queriendo emigrar hacía españa, veo las complicaciones que con ello implica el irme de mi lugar de mi familia mis amigos, mi sistema, para abrirme camino en un mundo desconocido para mi.
    Es cierto que muchos mexicanos nos sintamos traicionados por nuestro propio pais al que las oportunidades llegan para aquellos que son MAS GANDALLAS QUE OTROS, lo más sorprendente es que muchas personas que son realmente brillantes tengan que emigrar a otro pais para hacer creaciones o investigaciones sorprendentes (ver caso Mario Molina premio nobel de Quimica), lo más incierto es que en México ahora mismo no explotamos el potencial intelectual, nos preocupamos más por los costos externos que en las ganancias a futuro.
    Mi caso es simple, a mi me despidieron de la empresa en la que trabajaba porque pise muchos callos, esto referente a que era bueno en lo que hacía y muchos de mis compañeros se sintieron amenazados por el éxito que tenía, hicieron hasta lo imposible y lo surrealista para hartarme y así correr yo solo, pero aguante. Yo no entiendo como un profesionista que crea un outsourcing dentro de una empresa, en donde el área más cara en costos operativos se pague sola y aún más genere utilidades, genere tanta envidia. El pretexto que me pusieron era que el gerente de producción no comulgaba con mis ideas que eran fuera de tiempo y que generaba muchos conflictos en el personal, eso es obvio ya que en mi área al tener el éxito les pague por destajo y crecieron sus ingresos.
    En fin me dí cuenta que la mentalidad de la empresa promedio en México es de visión corta (nunca me imagine que tan corta era), por eso cuando me despidierón di las gracias por la oportunidad, pero no solo por la oportunidad de empleo, si no por la oportunidad de ver que mi visión va más alla de una empresa, es crecer y hacerla arrancar desde cero, me di cuenta de mis aptitudes y de mi muchos defectos, pero más que nada pude percatarme que el peor enemigo del mexicano somos nosotros mismos.
    Ignoro como sean los mexicanos en el mundo, pero creo fielmente que esos mexicanos son los que tienen una visión fuera del país, una visión que hace crecer a sus piases huéspedes, porque el simple hecho de partir con menos esperanzas de trabajar que en su país de origen es porque ´México se nos hizo muy chico, pero por la mentalidad cavernicola que aquí desgraciadamente persiste.
    Espero que al llegar a España me sume a esos Mexicanos que han hecho de EEUU y de España, los paises que ahora son, porque somos parte importante del motor de crecimiento de dichos lugares.

  2. Personalmente a mi me ha causado un “choque cultural” mis propios paisanos en España (en concreto, Valencia)… y es que he detectado que éste cambia mucho su forma de ser y hasta de pensar una vez que brinca el charco…

    http://www.reporterasdeguardia.com/index.php?option=com_content&view=article&id=214:los-mexicanos-en-valencia&catid=42:personal

    Muy buenos tus artículos, paisano, pero no encontré en tu blog desde qué parte escribes…

    Saludos

    1. Hola Margarita
      Este es un blog que incluye cosas muy personales, pero que prefiero mantener desde el anonimato.
      Me parece que cada quien se organiza como puede y quizás nos gustaría que entre nuestros paisanos nos ayudáramos más,
      pero cada quien puede hacer (y hace) lo que buenamente puede.
      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s